Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

One up on Wall Street (Peter Lynch)

Peter Lynch es uno de los mayores exponentes de la inversión a largo plazo en empresas de alto crecimiento . Cree que la macroeconomia es muy importante, pero también muy difícil de predecir. Por ello, a la hora de invertir, la ignora totalmente y se centra únicamente en analizar a las empresas. Las divide en 6 tipos:
     
  1. Crecimiento lento : Son empresas seguras, normalmente con una alta rentabilidad por dividendo, pero cuyo beneficio por acción ( BPA ) crece muy poco de un año a otro. Este tipo de empresas las evita, aunque si el precio es interesante también invierte en ellas a veces. Un ejemplo de este tipo de empresas en España podrían ser las eléctricas de hace unas décadas, ya que actualmente tienen unos crecimientos de beneficios que las hacen más propias de la siguiente categoría, los “fornidos”.
     
  2. Fornidos : Lynch pone de ejemplos a Coca-cola, Colgate, Bristol-Myers, etc. Tienen un crecimiento intermedio entre las empresas de crecimiento lento y las pequeñas de alto crecimiento. Son buenas en los malos momentos. Busca una ganancia de un 30-50% y entonces cambia a otra. En España entrarían en esta categoría empresas como Santander, BBVA y Telefónica.
     
  3. Rápido crecimiento : Suelen ser pequeñas. Son las empresas que pueden multipicarse por 10 ó por 20 (si todo sale bien, claro). A veces pueden pertenecer a sectores de poco crecimiento. Es decir, dentro de un sector que en conjunto tenga un crecimiento bajo puede haber una pequeña empresa que por razones especiales tenga un crecimiento muy alto. Ejemplos en España podrían ser Telepizza, Solaria o Clínica Baviera. Esta es la especialidad de Peter Lynch.
     
  4. Cíclicos : Incluye automovilísticas, líneas aéreas, acereras, químicas, etc. Lynch cree que este tipo de empresas son las menos comprendidas por la mayoría de los inversores. Esto se debe a que son empresas muy conocidas y por eso la gente tiende a pensar que están dentro de la categoría de los “fornidos”. Como ejemplo dice que Ford no es Bristol-Myers, lo que traducido a la bolsa española podría ser que Iberia no es el Banco Popular. Los cíclicos tienen unos beneficios muy volátiles, y por tanto su cotización se mueve más que la de los “fornidos”. Se puede conseguir una rentabilidad más alta que invirtiendo en “fornidos”, pero se corre un riesgo mayor. El momento de entrar y salir es más importante que en el resto de categorías.
     
  5. Reestructuraciones : Son empresas que han entrado en una crisis muy fuerte y están reinventándose. Sus movimientos son los que están menos relacionados con el mercado en general, ya que les influye más la marcha de su proceso de reestructuración que la macroeconomía y la situación del mercado bursátil. Los que se recuperan tienen subidas enormes. Un ejemplo en España es el caso de Puleva, que pasó de estar al borde de la quiebra a multiplicar su cotización por más de 100 veces, bajo la dirección de Javier Tallada y Guillermo Mesonero-Romanos.
     
  6. Juego de activos : Son las que tienen activos muy infravalorados. Un ejemplo serían las empresas que poseen terrenos con un gran valor que no se encuentra reflejado en la cotización. En estos casos la capitalización bursátil es inferior al valor de todos los activos que componen la empresa. Es lo que sucedió con ABN-AMRO, la suma de sus partes (todos los bancos que tenía por el mundo) era inferior al valor de la empresa en Bolsa. Esto hizo que Royal Bank of Scotland, Banco Santander y Fortis compraran el ABN para repartírselo por “piezas”. La cotización de ABN-AMRO subió mucho en poco tiempo (de 20 a 37 euros en apenas 1 año) por la OPA lanzada por estos 3 bancos.
Las empresas van cambiando de categoría con el paso de los años. Es lo que ha sucedido, en mi opinión, con las eléctricas españolas en las últimas décadas. Han pasado de empresas de crecimiento lento a “fornidos”.
A lo largo del libro explica cómo seleccionar las empresas , dependiendo de la categoría a la que pertenezcan. No es lo mismo seleccionar una empresa pequeña de rápido crecimiento que una cíclica. En cada caso deben mirarse unas cifras y ratios diferentes, por eso es fundamental saber situar primero a cada empresa en la categoría correcta. Describe tanto las características que hay que buscar en una empresa a la hora de invertir como las que hay que evitar. También explica cómo diseñar una cartera de valores, teniendo en cuanta los 6 tipos de empresas previamente definidos, y cómo decidir cuándo comprar y cuándo vender. Incluye una lista de errores comunes a la hora de invertir en Bolsa.
Peter Lynch es una analista puramente fundamental, con una visión de largo plazo. Da muchísima importancia a los beneficios de las empresas. En el libro enseña a utilizar los parámetros que el utiliza para invertir; PER, deuda, dividendos, valor contable, cash-flow, tasa de crecimiento de los beneficios, expansión de franquicias, etc. Su especialidad es lo que él denomina “tenbaggers”; empresas cuya cotización tiene posibilidades de multiplicarse por 10. En algunas ocasiones incluso han llegado a multiplicarse por 20, 40 y 100 veces. Suelen ser empresas pequeñas de alto crecimiento.
El libro es muy bueno porque Lynch es muy ameno y didáctico. Está lleno de anécdotas y ejemplos que ayudan a comprender fácilmente la forma de invertir del autor.
Peter Lynch fue el gestor estrella del fondo de inversión más grande y más conocido del mundo, el Magellan de la gestora norteamericana Fidelity. Debido al éxito en la gestión de este fondo se retiró millonario a los 46 años.
Puede comprar este libro en Amazon.es (España) a través del siguiente enlace:
 
Puede comprar este libro en Amazon.com (Estados Unidos) a través del siguiente enlace:
 


  Libros complementarios:
  • The Warren Buffet way, de Robert G. Hagstrom: Warren Buffet es el inversor a largo plazo más conocido del mundo. Este libro describe su filosofía de inversión, basada en el análisis fundamental. Buffet tiene una visión de muy largo plazo. Compra empresas infravaloradas y las mantiene durante décadas.
     
  • A random walk down Wall Street, de Burton G. Malkiel: Malkiel es defensor de la teoría del mercado eficiente, con algunos matices. Esta teoría dice que no hay ningún sistema válido para predecir los movimientos del mercado. A pesar de eso considera que la Bolsa es la mejor inversión y propone realizar un inversión pasiva, siguiendo a los índices bursátiles.
     
  • Value investing, de Martin J. Whitman: Ofrece la visión de los grandes inversores a la hora de valorar a las empresas. Lo que hace, muy esquemáticamente, es estimar el precio que pagaría un gran inversor si lanzase una OPA sobre la empresa.
     
  • Winning on Wall Street, de Martin Zweig: Zweig es uno de los analistas de largo plazo con más éxito de Estados Unidos. En el libro explica con detalle su sistema, en el que combina la macroeconomía (de forma muy asequible para el inversor particular) con la selección de empresas concretas. Rota la cartera con más frecuencia que Warren Buffet o John Neff. Mantiene los valores entre unos meses y unos pocos años.
     
  • Beating Street, de Peter Lynch: Es el segundo libro de Peter Lynch. Aunque no es imprescindible, es muy conveniente leer primero "One up on Wall Street", ya que este supone una ampliación de lo expuesto en ese primer libro.
     
  • John Neff on investing, de John Neff: John Neff es un inversor de valor. Principalmente busca empresas que tengan un PER bajo. Su sistema es muy aplicable por el inversor particular.
     
  • Value investing, de Greenwald, Kahn, Sonkin y van Biena: Describe la inversión de valor y analiza sus ventajas y desventajas. Incluye el sistema de inversión de 8 inversores de valor de éxito, comparando las diferencias entre uno y otro a la hora de analizar a las empresas.

Otros libros que te pueden interesar:

Image