Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

Comparativa entre la compra de opciones Call y la compra de futuros

La compra de opciones call y la compra de futuros son 2 estrategias que se utilizan cuando se espera un movimiento alcista de la cotización. Para elegir entre una u otra en cada situación hay que tener en cuenta las diferencias entre ambas:
  1. La compra de opciones tiene una fecha de caducidad; la fecha de vencimiento. Cuando llega la fecha de vencimiento se gana o se pierde, pero no se puede prolongar la posición. Cuando se compran futuros la posición se puede prolongar de forma indefinida, con un pequeño coste, mediante el roll-over.

  2. La compra de opciones call tiene una pérdida máxima, limitada a lo que se paga por la opción. Pase lo que pase no se puede perder más. La compra de futuros tiene el mismo riesgo de pérdida que la compra de acciones, si la acción cae un 50% con los futuros se perderá un 50%.

  3. Por pequeño que sea el movimiento a nuestro favor con la compra de futuros obtendremos beneficios (proporcionales a ese movimiento). La compra de opciones generalmente necesita movimientos más amplios de la cotización para dar beneficios.

  4. En caso de acertar con un movimiento amplio la ganancia obtenida en porcentaje con la compra de call será superior a la ganancia obtenida con la compra de futuros.
Con las opciones call se pueden obtener rentabilidades más altas, pero tambien es más fácil perder dinero. Para un inversor de largo plazo es menos arriesgada la compra de futuros y más fácil obtener un beneficio con ella siempre y cuando se cumplan las siguientes condiciones (todas):
  1. No utilice apalancamiento

  2. Compre futuros sobre acciones de empresas sólidas y estables con beneficios y dividendos crecientes a tasas superiores a las de la inflación.

  3. Acepte la misma volatilidad en la operación de futuros que tendría si comprase acciones directamente.
Aunque en algunas ocasiones el hecho de tener una pérdida máxima limitada y relativamente pequeña como sucede en la compra de opciones call es una característica muy interesante y que puede hacer esta alternativa preferible a la compra de futuros. Por ejemplo, con la compra de opciones call es posible apalancarse sin tener que depositar garantías ni tener que hacer frente a la liquidación diaria de pérdidas y ganancias y sabiendo en todo momento cuál es la pérdida máxima que vamos a tener en el peor de los casos. Eso hace que a la hora de apalancarse el riesgo que se corre con la compra de opciones call es mucho más bajo que el que se corre con la compra de futuros.
Image