Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

Resultados de Mapfre en el ejercicio 2008

Regulares
El resultado neto ha sido de 900,7 MM de euros, que equivalen a un beneficio por acción (BPA) de 0,335 euros (+4,3%). Si no se tienen en cuenta los resultados extraordinarios negativos (provisiones por el entorno económico y pérdidas por Fannie Mae, Freddie Mac, Lehman Brother e inmuebles) el BPA sería de 0,3538 euros, lo que supondría un aumento del 10,1% sobre 2007. Este aumento del 10,1% refleja mejor la tendencia del negocio ordinario de Mapfre.
Los ingresos han sido de 17.711 MM de euros (+19,1%). La parte más importante de los ingresos son las primas de seguros, que han ascendido a 14.305 MM de euros (+16,2%). Las primas de No Vida ascienden a 10.890,8 MM de euros (+17,2%) y las de Vida a 3.414 MM de euros (+13,1%).
La deuda neta alcanza los 3.044,5 MM de euros (+100,4%). El dato positivo es que en los últimos 3 meses de 2008 la deuda neta se ha reducido en 340 MM de euros aproximadamente, lo que supone una reducción importante en ese período de tiempo. En 2008 ha adquirido la aseguradora estadounidense The Commerce Group y el 50% del negocio de Vida y Pensiones de Caja Duero, que mantiene el otro 50%. También ha finalizado el plan de expansión de la red en Latinoamérica, donde cuenta en la actualidad con 2.002 puntos de venta. También ha adquirido el 58,2% de una aseguradora ecuatoriana (Atlas Compañía de Seguros) y el 100% de otra brasileña (Vida Seguradora). Estas adquisiciones son el principal motivo del aumento de la deuda.
La diversificación geográfica de la empresa está aumentando, ya que las áreas de mayor crecimiento de las primas han sido la Unidad Internacional (+353,8%), debido a la incorporación de The Commerce Group, y Mapfre América (+23,5%). Las primas sólo han decrecido en Mapfre Asistencia (-0,7%). El mayor crecimiento en Latinoamérica se ha tenido en Méjico y Brasil.
El resultado del negocio de No Vida aumenta un 8,5% (1.199 MM de euros) y el del negocio de Vida sube un 30% (265 MM de euros).
El activo de Mapfre tiene una estructura muy conservadora; el 32% está en renta fija pública, el 45% en renta fija de grandes empresas y el 4,5% en liquidez. La inversión en inmuebles no llega al 6% y la de renta variable solamente representa algo más del 2%. Más del 80% de esta deuda está en euros.
El número de empleados aumenta un 13%, principalmente por las adquisiciones ya comentadas.
El ROE aumenta hasta el 19,5% desde el 17,5% de hace 1 año.
El patrimonio neto queda en 5.716 MM de euros (+1,8%).
El dividendo con cargo a estos resultados de 2008 será de 0,15 euros por acción, un 15,4% superior al de 2007.
Con motivo del próximo dividendo que va a repartir la empresa de 0,08 euros por acción (los otros 0,07 euros ya fueron repartidos en Diciembre de 2008) la empresa va a hacer otra ampliación de capital en la proporción de 1 acción nueva por cada 22 que se posean a un precio de 1,41 euros. Los accionistas que quieran acudir a esta ampliación de capital simplemente tendrán que dar orden de reinvertir el próximo dividendo. Esta ampliación supone una nueva dilución para los accionistas, que o bien cobran su dividendo en efectivo y ven realmente diluída su participación en Mapfre o bien renuncian a cobrar el dividendo en efectivo para mantener su participación en la empresa. Si todos los accionistas acuden a esta ampliación de capital se emitirán 124.765.103 acciones nuevas. Este tipo de operaciones no me parecen buenas para los accionistas.
La diferencia con las operaciones realizadas por Banco Popular o BBVA, que también van a pagar parte de su dividendo en acciones, es que las acciones que van a entregar Banco Popular o BBVA no son de nueva emisión, sino que proceden de la autocartera de la empresa y por tanto sí consituyen una remuneración real y no suponen una dilución para sus accionistas.
En su última Junta General, celebrada el 7 de Marzo de 2009, la empresa acordó comprar un 5% de su capital para frenar la caída de la acción. No especifican que estas acciones se vayan a amortizar, y además tendría poco sentido hacer una ampliación de capital a la vez que se compran acciones para amortizarlas. Por tanto hay que suponer que, si la empresa no cambia de idea, este 5% que compre ahora será vendido en el futuro, con lo que no se reducirá el número de acciones y por tanto el efecto beneficios sobre la cotización será solamente temporal.
En 2007 y 2008 Mapfre ha adquirido una gran cantidad de empresas. Esto de momento ha hecho a Mapfre una empresa más grande, pero ha supuesto una dilución para sus accionistas porque el número de acciones está creciendo más rápidamente que el beneficio, perjudicando al crecimiento del BPA. En 2008 el beneficio total de la empresa ha crecido un 23,2% pero el BPA sólo ha crecido un 4,3%. Aún sin tener en cuenta las pérdida extraordinarias ya comentadas el BPA crecería un 10,1%, cifra todavía claramente inferior al 23,2%. En 2008 Mapfre realizó 2 ampliaciones de capital, una para dar entrada a Caja Madrid y otra coincidiendo con el reparto del último dividendo.
En el futuro Mapfre deberá trabajar para que las adquisiciones realizadas den lugar a una empresa más rentable para sus accionistas, en lugar de a una empresa más grande pero menos rentable.
Image