Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

Cómo diversificar internacionalmente

La Bolsa española es una de las más baratas (en cuanto a costes de operación), eficientes y transparentes del mundo. Además, muchas empresas españolas se encuentran entre las más sólidas y mejor gestionadas del mundo. Por tanto es lógico que una gran parte del patrimonio de un inversor español esté en la Bolsa española.

Es razonable querer tener un cierto grado de diversifiación geográfica, buscando diversificar el riesgo del patrimonio y/o una mayor rentabilidad. Entre las bolsas desarrolladas hay varias posiblidades. Las más importantes son la zona euro, el Reino Unido y los Estados Unidos.
En la zona euro no hay riesgo divisa a diferencia de lo que ocurre en Reino Unido y Estados Unidos, donde el resultado de la inversión dependerá no sólo de la cotización de las empresas que tengamos en cartera, sino también de la cotización del euro respecto a la libra o el dólar. Esto no hace a unas zonas mejor que otras, sino distintas. Este riesgo divisa puede ir en contra nuestra pero también supone importantes oportunidades, además de conseguir una mejor diversificación a largo plazo, ya que tanto la libra como el dólar son divisas sólidas. La libra normalmente tiene una fluctuación respecto al euro inferior al dólar, por lo que en este aspecto Reino Unido estaría en un punto intermedio entre la zona euro y Estados Unidos.

Tradicionalmente la economía de Estados Unidos tiene un dinanismo y un ritmo de crecimiento superiores a los del Reino Unido y la zona euro. Esto es punto a favor de la inversión en Estados Unidos, ya que el ritmo de crecimiento de beneficios de sus empresas, en conjunto, es superior a las británicas y a las de la zona euro.
Las Bolsas de Estados Unidos son las más grandes del mundo. En ellas están representadas una cantidad de empresas y de sectores superior a cualquier otra Bolsa. En Estados Unidos hay opciones de inversión que no existen en ninguna otra Bolsa .
Al pensar en la diversificación internacional la forma práctica de llevarla a cabo. Para un inversor particular es más facil conocer y seguir la evolución de las empresas de su país que las de otros países. Y a la barrera del conocimiento hay que añadir la del tiempo. Para analizar empresas se necesita tiempo. Seguir a las empresas del propio país es asequible para cualquier persona. Se necesita algo de tiempo pero no mucho y es totalmente compatible con cualquier trabajo o actividad.
Pero si además de analiar las empresas españolas hay que analizar las del resto de la zona euro, y la del Reino Unido y las de USA la cosa se complica. Es muy difícil que una persona norma tenga tiempo para analizar de forma correcta todas estas empresas. Y si se analizan mal el resultado no es que se reduce el riesgo, que era lo que se pretendía, sino que se aumenta por estar invirtiendo en empresas de las que se tiene un conocimiento muy superficial.
Lo normal es que haya que buscar una solución de compromiso para diversificar la cartera geográficamente y no incrementar el riesgo:
  • Si se quiere invertir fuera de España probablemente habrá que limitarse a una de estas zonas. O se invierte en la zona euro, o se invierte en Reino Unido o se invierte en USA. Y una vez elegida una de estas zonas tampoco se pueden analizar todas las empresas europeas o americanas. Habrá que hacer una selección de ellas y conocer bien ese grupo de empresas, ignorando el resto.

  • Utilizar ETF's o fondos de inversión: Teniendo en cuenta las ventajas y desventajas de las 3 alternativas creo que se debe procurar comprar acciones en lugar de ETF's o fondos de inversión, pero para invertir fuera del propio país los ETF's me parecen una opción muy a tener en cuenta incluso por los inversores habituados a invertir en acciones por sus ventajas sobre los fondos de inversión.
Al pensar en diversificar geográficamente también hay que tener muy en cuenta que hay muchas empresas españolas que ya están muy diversificadas geográficamente. Invertir en la Bolsa española no es invertir sólo en España porque hay muchas empresas, especialmente las grandes, que ya obtienen más de la mitad de sus beneficios fuera de España. Esto permite invertir en acciones de empresas que se conocen bien y tener una diversificación geográfica muy importante a un coste muy bajo.
Image