Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

Diferencias entre ETF's y fondos índice

Los ETF's tienen las siguientes ventajas sobre un fondo de inversión tradicional:
  1. Admiten los mismos tipos de órdenes que las acciones; limitadas, por lo mejor, stop-loss, etc.

  2. Pueden comprarse en cualquier momento durante toda la sesión bursátil, mientras que los fondos tradicionales sólo marcan un valor liquidativo al cierre de cada sesión.

  3. Las consecuencias de los puntos 1 y 2 son que en el momento de comprar se sabe exactamente el precio que se va a pagar por cada participación y que puede aprovecharse el momento más favorable del día para comprar. En un fondo tradicional no se sabe lo que va a costar cada participación en el momento de dar la orden y además sólo se puede comprar al final de cada sesión bursátil.

  4. Las comisiones de gestión y depósito de los ETF suelen ser bastante más reducidas que las de los fondos tradicionales, lo que tiene una influencia muy importante en la rentabilidad en plazos largos.

  5. Los ETF suelen pagar dividendos. Eso supone que son válidos para obtener una renta regular con la que hacer frente a otras inversiones (ETF, acciones, inmuebles) o cualquier tipo de gastos (créditos, gastos de consumo, etc.) sin tener que vender las participaciones.

  6. Los ETF están invertidos al 100%, mientras que los fondos índice tradicionales tienen que mantener un coeficiente de liquidez obligatorio (alrededor del 5%) para hacer frente a los reembolsos. Esto supone una diferencia de rentabilidad a largo plazo importante a favor de los ETF, ya que la renta variable es más rentable que la fija y ese 5% (aproximado) en renta fija que deben mantener los fondos tradicionales supone un lastre para su rentabilidad.

  7. Con los ETF's se pueden realizar estrategias que no son posibles con los fondos tradicionales.
La única ventaja de los fondos tradicionales sobre los ETF en algunos mercados como el español es que los fondos tradicionales tienen una fiscalidad más favorable. Para inversores que hagan muchos traspasos de un fondo a otro puede ser una ventaja importante. Para inversores que mantengan sus inversiones durante plazos muy largos o incluso indefinidos esta ventaja de los fondos tradicionales puede no compensar todas sus desventajas.
La rentabilidad de los ETF es superior a la de los fondos tradicionales por las menores comisiones, los dividendos cobrados (que pueden reinvertirse en el propio ETF, acciones, etc.) y el hecho de estar invertidos al 100%.
Aunque en algunos casos puedan ser preferibles los fondos tradicionales (por la fiscalidad) en conjunto los ETF's me parecen una opción mejor.
Image