Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

Tipo único en el Impuesto sobre la Renta

La mayoría de países tienen una escala progresiva de gravamen en el Impuesto de la Renta de forma que a medida que van aumentando los ingresos del contribuyente también va a aumentando el porcentaje de sus ingresos que deberá entregar al Estado.
La justificación a esta escala progresiva es “que pague más el que más gane”.
Pero con un tipo único e igual para todo el mundo ya pagaría más el que más ganase. Si el tipo único fuera el 10%, por ejemplo, el que ganara 20.000 euros pagaría 2.000 euros al Eatado y el que ganara 100.000 euros pagaría 10.000 euros al Estado.
Lo que consigue la escala de gravamen progresiva es desincentivar el trabajo de las personas más preparadas y que más pueden contribuir a la mejora del nivel de vida del resto de la población. Cuanto más aumente el porcentaje del impuesto menos incentivos tiene el ciudadano para trabajar y producir más. Esto desincentiva la creación de riqueza, ya que a partir de ciertos niveles a mucha gente no le merece la pena realizar el esfuerzo necesario para incrementar sus ingresos, y con ellos la creación de riqueza, por el bajo porcentaje del dinero ganado que conserva en su poder.
Los países que han implantado el tipo único en su Impuesto sobre la Renta han obtenido muy buenos resultados en el aumento de la riqueza nacional.
Igual que sucede con muchos otros impuestos y dado que el Estado no crea riqueza al menos no debería evitar que los ciudadanos la creasen.
Puedes leer muchos artículos similares a este en la sección de ”Economía y Democracia”

Si te interesan estos temas, te interesará mi libro "Pensiones públicas: La esclavitud de nuestra época (Así empobrecen a la población para controlarla y manipularla)", que puedes comprar en Amazon en el siguiente enlace (Precio: 2,70 € libro electrónico, 5,92 € libro de papel):


Image