Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

Comprar acciones por debajo del precio de mercado. Venta de opciones Put.

Esta estrategia tiene un riesgo muy bajo, inferior a la compra de acciones normal y corriente.
En muchas ocasiones hay inversores que quieren comprar acciones de una empresa que les parece una buena inversión pero su precio actual en el mercado, aunque no les parece caro, tampoco les resulta suficientemente atractivo. Lo habitual en esos casos es dejar el dinero destinado a comprar estas acciones en renta fija a corto plazo y esperar a ver si la cotización cae algo más o no.
Existe la posibilidad de obtener una rentabilidad superior mientras se espera a que la cotización caiga, o no, a la vez que se asegura un precio de compra inferior al que tiene la acción en el mercado en caso de que la cotización llegue a caer finalmente. Para ello hay que vender opciones put.
Supongamos que Telefónica cotiza a 17,40 euros el 18-6-2008 y que a un inversor le parece una inversión atractiva pero le gustaría comprar un poco más barato. Tiene posibilidad de vender,entre otras, las siguientes opciones put:

  P. ejercicio 17,00 P. ejercicio 16,50 P. ejercicio 16,00 P. ejercicio 15,50
Vencimiento 19-9-08 0,69 0,45 0,36 0,27
Vencimiento 19-12-08 1,18 0,99 0,78 0,58
Vencimiento 20-3-08 1,36 1,14 0,97 0,81
Vencimiento 19-6-09 1,67 1,46 1,28 1,10
Los valores mostrados en la tabla son las primas que ingresará el inversor por vender cada una de esas opciones put. Cuanto más cerca esté el precio de ejercicio de la cotización actual de las acciones de Telefónica más dinero obtendrá por vender la put, y cuanto más alejada esté la fecha de vencimiento tambien más dinero obtendrá por vender dicha put.
La elección del precio de ejercicio y del vencimiento depende de las expectativas del inversor y de las ganas que tenga de que finalmente le ejecuten la opción y tenga que comprar las acciones a dicho precio de ejercicio. Es importante recordar que al vender una opción put se está obligado a comprar las acciones al precio de ejercicio en caso de que la cotización de Telefónica caiga por debajo de dicho precio de ejercicio.
Elección del precio de ejercicio:
Si el inversor cree que Telefónica debería tener una bajada relativamente grande para tener un precio atractivo debería vender opciones put con precios de ejercicio alejados de la cotización actual, por ejemplo la de precio de ejercicio 15,50 (vencimiento 19-9-2008). Mientras Telefónica esté por encima de 15,50 el inversor no tendrá que comprar las acciones y en cualquier caso se quedará con la prima de 0,27 euros. Si Telefónica cae a 14 euros, por ejemplo, el inversor deberá comprar las acciones a 15,50 euros. Como ha cobrado 0,27 euros de prima la compra de cada acción le cuesta realmente 15,23 euros (15,50 – 0,27 = 15,23).
Si el inversor cree que Telefónica no va a bajar mucho más y además cree que el precio actual de 17,40 ya es bastante atractivo puede vender la put 17,00 (vencimiento 19-9-2008) para ingresar una prima más alta, 0,69 euros. Si Telefónica se mantiene por encima de 17,00 euros el inversor no tendrá que comprar las acciones de Telefónica a 17,00 euros y se quedará con la prima cobrada (0,69 euros). En caso de que Telefónica caiga a 16,50 euros (por ejemplo) y la put sea ejercitada por su comprador el vendedor de la put estará obligado a comprar las acciones a 17,00 euros. Teniendo en cuenta que ha cobrado una prima de 0,69 euros el coste real de cada acción será de 16,31 euros (17,00 – 0,69 = 16,31).
Elección de la fecha de vencimiento:
Cuanto más alejada esté la fecha de vencimiento mayor será la prima que se cobre, pero tambien hay que tener en cuenta que cada 3 meses se puede volver a vender una opción put nueva. Por ejemplo, vendiendo la put 17,00 con vencimiento 19-6-2009 se cobran 1,67 euros de prima, cifra superior a los 0,69 euros que se obtienen por vender la put 17,00 con vencimiento 19-9-2008. Pero en este último caso el 22-9-2008 (los vencimientos son siempre en viernes) se podría vender la put 17,00 con vencimiento 19-12-2008 e ingresar una nueva prima. Desde el 18-6-2008 hasta el 19-6-2009 hay 4 vencimientos trimestrales, por lo que se pueden vender 4 opciones del siguiente vencimiento en ese período. Si suponemos que no varía la volatilidad ni el resto de condiciones que afectan al valor de la prima podremos vender 4 opciones por 0,69 euros en ese tiempo, obteniendo un total de 2,76 euros (0,69 x 4 = 2,76), cifra superior a los 1,67 que cobraríamos si el 18-6-2008 vendemos directamente la opción de vencimiento 19-6-2009.
Esto es debido a que la pérdida del valor temporal de las opciones se acelera cuanto más cerca está el vencimiento, por lo que el tiempo corre a favor del vendedor de opciones. Desde este punto de vista es más rentable vender opciones de vencimientos cercanos porque la rentabilidad total obtenida será superior. Pero hay que tener en cuenta que dentro de 3 meses podría ser que la volatilidad estuviese más baja (con lo que obtendríamos menos de 0,69 euros por vender la nueva opción put) o que Telefónica hubiese subido a 19,00 euros y ya no nos interesase vender la put 18,50 por no considerarlo un precio atractivo. En este último caso de que Telefónica hubiese subido a 19 euros seguiríamos teniendo la posibilidad de vender la put 17,00, pero al ser en ese momento un precio de ejercicio muy alejado de la cotización actual de 19 euros recibiríamos una cantidad muy inferior a los 0,69 euros por la venta de dicha put.
En definitiva, cada inversor debe elegir la combinación de precio de ejercicio y fecha de vencimiento más adecuada para cada caso según su visión del mercado y las probabilidades que desee tener de llegar a ser ejercitado. En cualquier caso, y dado que desde el principio hemos supuesto que la cotización actual de 17,40 euros era un precio de compra atractivo para el largo plazo las posibilidades son 2:
  • Telefónica sube e ingresamos un prima por vender la put que supone una rentabilidad adicional al dinero que teníamos en renta fija a corto plazo destinado a comprar acciones.

  • Telefónica cae por debajo del precio de ejercicio elegido, en cuyo caso compramos las acciones a un precio inferior al que tenía cuando se abrió la estrategia (17,40 euros) y además ingresamos la prima.
Suceda lo que suceda el inversor ha corrido un riesgo más bajo que si hubiera comprado las acciones de Telefónica a 17,40 euros.
En esta estrategia, bajo los supuestos que hemos considerado al desarrollarla, lo más habitual es mantener las opciones hasta el vencimiento, ya que el tiempo corre a nuestro favor y cualquiera de las 2 posibilidades (ser ejercitados o no serlo) nos parece atractiva.
En todo momento hemos supuesto que el inversor tiene dinero suficiente para comprar las acciones que se ha comprometido a comprar al vender las opciones put. Por ejemplo si se venden 3 contratos de la put 17,00 hay que tener 5.100 euros (17,00 x 3 contratos x 100 acciones/contrato). Si se tienen menos de 5.100 euros se está utilizando apalancamiento y la estrategia pasa de tener un riesgo bajo a tener un riesgo muy alto y necesitar una vigilancia constante.
Image