Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

Guía para principiantes: ¿Qué ganan las empresas pagando dividendos a sus accionistas?

Me he encontrado con bastante gente que se hace esa pregunta, porque piensan que una vez que la empresa sale a Bolsa y “vende sus acciones a otros” podría dejar de repartir dividendo, y “quedarse ella todo el dinero”, sin preocuparse de lo que pudieran decir las personas que compraron las acciones de dicha empresa.
Para entender esto es importante darse cuenta de que los dueños de una empresa son sus accionistas. La empresa no es un ente con vida propia, independiente de las personas.
La empresa la gestionan sus directivos, que son nombrados por los accionistas, que a su vez son los dueños de la empresa. Por tanto, la empresa hará lo que quieran sus dueños, sus accionistas, y estos querrán hacer lo que sea más interesante para ellos.
Por eso, lo normal y lo lógico es que los beneficios de una empresa sean para sus dueños, sus accionistas, de una forma u otra.
Lo habitual es que una parte de los beneficios quede dentro de la empresa, para hacer nuevas inversiones y aumentar el crecimiento futuro, y otra parte sea entregada como dividendo a los accionistas, los dueños.
Una cosa muy importante que debe conocerse antes de invertir en una empresa es la política de dividendos de dicha empresa. La forma de gestionar la empresa la deciden los principales accionistas, y la política de dividendos varía de unas empresas a otras.
Los inversores particulares deben elegir aquellas empresas cuya política de dividendos coincida con sus intereses y su forma de invertir.
Por otro lado, piense que en la mayoría de los casos no sería eficiente dejar de repartir dividendos, ya que la mayoría de las empresas que hicieran eso no sabrían que hacer con ese dinero, porque las oportunidades de inversión no son infinitas. Y dejar de repartir dividendos para dejar ese dinero guardado en Letras del Tesoro, por ejemplo, es perjudicial para la empresa, ya que la inflación y el coste de oportunidad harían disminuir el valor de las acciones de la empresa y la riqueza de sus accionistas. La alternativa a dejar ese dinero “guardado” de forma indefinida sería hacer inversiones mediocres o malas, lo cual sería aún más dañino para el valor de la empresa.
Por último, piense que la economía mundial es un todo, y que las empresas cotizadas en Bolsa reparten todos los años miles y miles de millones de euros, dólares, yenes, etc, y todo ese dinero se utiliza para el consumo y la inversión por los millones de accionistas que lo reciben. Si ese flujo de dinero se cortase, se resentiría toda la economía mundial, perjudicando también a las empresas que dejaron de repartir dividendos, por lo que no tiene sentido esperar que pueda suceder algo así.

Si deseas tener esta "Guía para principiantes" en formato de libro para leerla más cómodamente, puedes adquirirla en Amazon en el siguiente enlace (Precio: 2,70 € libro electrónico, 7,16 € libro de papel):


Image