Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

Cómo utilizar los análisis de los resultados empresariales y de los planes estratégicos

Los análisis de los resultados de las empresas y de los planes estratégicos publicados por estas deben utilizarse para estimar el valor, aproximado, de las acciones de la empresa. Este valor no es una cifra exacta, sino más bien unos rangos en los que se estima que la empresa está correctamente valorada, cara, barata, etc.
Este valor de la empresa hay que compararlo con su cotización en el mercado para tomar las decisiones de compra o venta.
Debe tenerse en cuenta que una empresa puede haber tenido unos resultados muy buenos en los últimos trimestres y estar previsto que la buena marcha continúe en el futuro mientras que sus acciones están sobrevaloradas. En ese caso lo más probable es que sus acciones bajen a corto/medio plazo, por lo que un inversor de largo plazo no debería comprar dicha empresa, por muy buena que sea, hasta que se corrija esa sobrevaloración.
Igualmente una empresa podría haber tenido unos resultados mediocres en el pasado y estar cotizando por debajo de su valor, por lo que sería una buena opción de compra si se prevee que en el futuro los beneficios vayan a mejorar.
No debe confundirse una valoración de la marcha de los negocios de la empresa con una recomendación de compra o venta. Unos resultados muy buenos no implican necesariamente una recomendación de compra, ni unos resultados mediocres, si son pasajeros, una recomendación de venta.
Hay que tener claro que una cosa es el valor de las acciones y otra su precio.
Por ejemplo, si una acción tiene un valor (idealmente calculado) de 10 euros y la empresa aumenta al año siguiente su beneficio por acción (BPA) en un 30% su valor pasará a ser de 13 euros, suponiendo que el resto de condiciones (tipos de interés, etc.) no varían. La marcha de esta empresa es muy buena, pero si sus acciones cotizaran a 16 euros estarían sobrevaloradas y lo más probable sería que bajasen a corto/medio plazo.
Algunas empresas publican sus planes estratégicos para los próximos años. Estos planes son muy útiles para estimar los crecimientos de la empresa (BPA, dividendo, ingresos, nuevos negocios, reestructuraciones previstas, etc.) de la empresa y resultan de gran ayuda a la hora de valorar empresas. Además son una buena muestra de transparencia por parte de la empresa, lo que siempre es positivo.
Image