Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

Cómo invertir en países emergentes

Desde el punto de vista teórico las formas de invertir en los mercados emergentes son las mismas que en los mercados maduros, pero a la hora de llevarlas a la práctica hay que tener en cuenta una serie de condicionantes:
      1) El conocimiento que tengamos de los países emergentes siempre va a ser inferior al que tengamos sobre nuestro país.
      2) La dificultad en el acceso a la información sobre los mercados emergentes
      3) El tiempo es limitado. Para una misma persona es prácticamente imposible analizar de forma individual las empresas de la Bolsa española, y además analizar las principales empresas europeas, brasileñas, coreanas, rusas, chinas, etc.
Esto hace que en la práctica y para reducir riesgos sea preferible la inversión en mercados emergentes a través de sus índices bursátiles que escogiendo empresas concretas.
Y las 2 formas más cómodas de invertir en índices bursátiles es mediante la compra de fondos de inversión o ETF's. Para elegir entre un producto y otro hay que estudiar las diferencias entre los fondos de inversión y los ETF's y elegir el que mejor se adapte a cada inversor.
Pero también es posible invertir en índices bursátiles comprando acciones directamente. Esto supone tener las ventajas de la inversión directa en Bolsa corriendo el mismo riesgo que si invirtiéramos en un fondo índice o en un ETF y, muy importante, sin necesidad de dedicar tiempo al análisis de empresas concretas. Las estrategias de inversión que permiten esto son:
La única diferencia entre una y otra estrategia es que en la primera los momentos de compra se deciden de forma automática (todos los meses, cada 3 meses, cada 6 meses, etc) y en la segunda es el inversor el que decide de forma discrecional (utilizando el análisis fundamental y/o el análisis técnico, las velas japonesas, etc.) cuándo comprar. Por lo demás (selección de valores, etc.) ambas estrategias son idénticas.
El principal inconveniente de estas estrategias es que hace falta más dinero que para comprar un ETF o un fondo índice.
Otra desventaja, aunque en este caso menos importante, es que se pierde la posibilidad de seleccionar las mejores empresas del índice (aunque no sean las más grandes) y descartar las menos buenas. Digo que en este caso (mercados emergentes) esta desventaja es menos importante porque hemos partido de la base de que debido a las particularidades de los mercados emergentes íbamos a utilizar la inversión a través de índices.
Conviene resaltar que con estas estrategias estamos invirtiendo directamente en acciones (con las ventajas que ello supone sobre los fondos de inversión o los ETF's; menos comisiones, más dividendos, etc.) y estamos corriendo un riesgo prácticamente igual al que correríamos si invirtiéramos en fondos de inversión o ETF's pero sin dedicar absolutamente nada de tiempo al análisis de empresas.
Como he comentado antes el principal problema de esta alternativa es que para que resulte eficiente desde el punto de vista de las comisiones hace falta invertir más dinero. Para la mayoría de los países emergentes este importe mínimo puede ser excesivamente elevado, y más teniendo en cuenta que la inverisón en países emergentes debe representar un porcentaje pequeño del patrimonio total del inversor. Pero en el caso de los países sudamericanos, gracias al Latibex, este importe mínimo es más razonable. Depende siempre de las comisiones que cobre cada broker, pero para una inversión que se realice a largo plazo estas estrategias pueden resultar eficientes a partir de unos 5.000-6.000 euros, e incluso es posible que algo menos.
Image