Image
Aprende a invertir en Bolsa para transformar tu vida y jubilarte como te mereces, y cuando tú decidas.

Qué es el Hombro-cabeza-hombro y cómo funciona

Es una figura de vuelta muy importante que marca el final de una tendencia alcista. Un verdadero Hombro-Cabeza-Hombro (HCH) se da al final de una tendencia alcista, no en medio de un movimiento lateral.
Se le da este nombre porque está formado por 3 máximos relativos, el del centro con una altura superior a los de los laterales, que se asemejan a los hombros y la cabeza de una figura humana:

Hombro-cabeza-hombro

La línea que une los mínimos formados tras las caídas del hombro izquierdo y de la cabeza se denomina línea de cuello o línea clavicular (línea azul del gráfico). Para que el HCH quede completamente formado es imprescindible que la caída posterior a la formación del hombro derecho rompa hacia abajo esta línea clavicular. En ocasiones (como el gráfico del ejemplo) se produce un pullback hasta la línea clavicular después de rota por una recuperación momentánea de las cotizaciones para volver a caer con fuerza después. Es imprescindible para que la figura sea un HCH que esta subida del pullback no supere al hombro derecho.
La línea clavicular puede ser horizontal, ascendente o descendente. Si es descendente aumenta la fuerza bajista potencial del HCH.
Es imprescindible que la cabeza sea más alta que los 2 hombros, pero sobre la relación de los hombros entre sí no hay regla fija. Unas veces es más alto el hombro izquierdo y otras el derecho.
Idealmente el volúmen en la subida del hombro izquierdo debe ser alto, bajar en la subida de la cabeza y bajar más aún en la subida del hombro derecho. La ruptura de la línea clavicular debería ser con volúmen alto, la subida del pullback (si se produce) con volúmen bajo y la caída posterior al pullback con volúmen alto. La explicación teórica es la siguiente:
Al formarse el hombro izquierdo el mercado sigue siendo muy alcista y por eso hay mucho volúmen. Al formarse la cabeza algunos alcistas han dejado de serlo y eso hace que se reduzca el volúmen. En la subida del hombro derecho el mercado empieza a tener dudas serias de que el mercado siga siendo alcista y por eso el número de compradores se reduce bastante. Al romperse la línea clavicular el mercado ha girado a bajista y muchos inversores quieren salir del mercado rápidamente tirando hacia abajo de las cotizaciones. En caso de producirse el pullback el volúmen es bajo porque la mayoría de los inversores ya no creen en el mercado alcista y no quieren comprar, sólo una minoría compra y hace subir la cotización. Una vez que se acaba la fuerza del pullback vuelven las ventas en grandes cantidades de todos los inversores que quieren salir del mercado lo antes posible y casi a cualquier precio.
Estos patrones ideales de volúmen no siempre se producen. En caso de producirse confirman y refuerzan el HCH, pero no son imprescindibles.
Para calcular un objetivo mínimo de caída hay que medir la distancia entre la cabeza y la línea clavilcular (23 euros aproximadamente en el gráfico del ejemplo) y después proyectarla hacia abajo desde el punto de ruptura de la línea clavicular. La teoría dice que este objetivo mínimo de caída suele ser superado.

Tienes mucha más información sobre el análisis técnico y las velas japonesas en mi libro "Análisis técnico y velas japonesas para inversores de medio y largo plazo partiendo de cero (Es mucho más fácil de lo que crees)", que puedes comprar en Amazon en el siguiente enlace (Precio: 7,49 € libro electrónico, 15,80 € libro de papel):


Image