Ahora va a resultar que Telefónica es una pionera y por eso no mira por los accionistas