"En las próximas semanas, los inversionistas serán bombardeados con análisis sobre el impacto que los resultados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos tendrán en los mercados financieros".

"¿Qué significa todo esto para los inversionistas? No permita que nadie lo asuste y lo lleve a hacer grandes cambios en sus inversiones debido a que un partido u otro se apodere de la Casa Blanca".