Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí


Busca todo lo que quieras en Invertirenbolsa.info
con este buscador personalizado de Google
:

Búsqueda personalizada


Libro La Economía funcionará cuando TÚ la entiendas de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)

Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí
Busca todo lo que quieras en Invertirenbolsa.info con este buscador personalizado de Google:
Búsqueda personalizada

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Sampedro llama hijo de puta a Rajoy, literalmente :)

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Sampedro llama hijo de puta a Rajoy, literalmente :)


    Consulta aquí qué empresas tienen los inversores en sus carteras en las estadísticas de Invertirenbolsa.info



    Copio y pego bajo el contenido de una entrada de este blog:

    http://elcomentario.tv/escandalera/s...os/14/05/2012/

    De jose Luís Sampedro.

    Que opinais?

    -----------------------------------------------------------------------------------------------------

    Querido señor Presidente: es usted un hijo de puta. Usted y sus ministros
    por Salpicando

    Querido señor Presidente: es usted un hijo de puta. Usted y sus ministros

    Por: José Luis Sampedro

    Se lo digo así, de entrada, porque sé que nunca va a leerme, como nunca lee usted libros, ni nada más que periódicos deportivos como usted mismo ha confirmado, jactándose, como buen español de ser un ignorante. No se engañe, por eso lo han votado tanta gente. Perdonen los demás el exabrupto, pero es que está demostrado que somos lo que nuestros padres nos han educado, y si usted y sus ministros son como son, es porque sus madres muy bien no lo han hecho. A pesar de los colegios de pago, de pertenecer a la oligarquía de épocas dictatoriales, etc.

    Verá usted, señor presidente. Lo que más me molesta no es que usted sea un bastardo malnacido, sino un ignorante, y sobre todo un mentiroso. Se presentó a unas elecciones diciendo que no haría cosas que ahora hace. Dijo hace tiempo que la posibilidad de una amnistía fiscal le parecía injusta y absurda, y no ha tardado ni tres meses en recurrir a esta medida de forma injusta y absurda, como señala el diputado de IU Alberto Garzón al que usted y sus secuaces ningunean como a cualquier otro que no sea seguidor suyo. Ésa es la democracia que ustedes entienden, ignorar a los representantes de la ciudadanía que no les afín. Usted dijo que la Sanidad y la Educación no se tocaban, y la han tocado pero bien. A la banca nada, y eso que los grandes expertos en economía señalan que, o le metemos mano a sus amigos de las finanzas, o nos vamos a pique.

    Le voy a explicar unas cuantas cosas dado que usted es un ignorante que lee prensa deportiva en lugar de libros de historia, economía o política. Durante los años 20 hubo gente que tuvo la genial idea de crecer mucho, por encima de sus posibilidades como ahora tienen ustedes tan de moda decirnos. Tanto que incluso a Churchill, para salir de la situación de postguerra, se le ocurrió revalorizar la libra, lo que trajo bajada de sueldos y aumento de las horas de trabajo. No sólo no se creció por encima de lo esperado sino que destruyó la posibilidad de crear un modelo sostenible de crecimiento basado en el consumo, lo que permite terciarizar una economía y hacerla verdaderamente competitiva. Eso es ser un país desarrollado y no ganar mundiales de fútbol. Cuando llegó la crisis del 29 y la posterior recesión mundial en los 30, en un país tan poco sospechoso de socialista, comunista o lo que ustedes quieran, como EEUU, decidieron adoptar una cosa llamada New Deal, que consistió, entre otras cosas, en subir los sueldos y bajar las horas de trabajo. Como consecuencia, había más puestos de trabajo para cubrir esas horas de menos, y los que salían de su trabajo lo invertían en consumo, lo que reactivó la economía y permitió al país dar un definitivo empujón hacia arriba para salir victorioso de una Guerra Mundial que libró en tres continentes.

    Por si usted no lo sabe, las medidas que está ejecutando han conseguido lo contrario. Hablo en pasado porque tal vez no lo sepa, pero no hay nada nuevo en los famosos “recortes”. Argentina, Chile, Polonia, Rusia y así hasta un largo etc de países engrosan una horrible lista de fracasos de las políticas neoliberales de Milton Friedman y el Consenso de Washington que desde los 70 llevan intentando hacernos creer que sumergir a un país en el shock económico es una salida a la crisis. Jamás las medidas de la Escuela de Chicago han funcionado. Jamás un país ha salido de la crisis de esa forma. Jamás una sociedad se ha beneficiado de ello. Por el contrario, ha generadosuicidios, deterioro del Estado del Bienestar (que ustedes insisten en decir que se ha terminado mientras vemos cómo crece y se desarrolla en otros países de nuestro entorno) y ha destruido el futuro de numerosas generaciones.

    Usted miente, señor Presidente, y es sumamente peligroso. Porque el anterior era un inútil, pero usted es un pirómano en mitad de un incendio. El otro creía vivir en el País de las Maravillas y usted nos está sumiendo en el País de los Horrores. Toda política fiscal que no se base en la generación de riqueza, toda medida relativa al empresariado que no atienda prioritariamente a las empresas que cotizan más del 60% de sus ganancias en forma de sueldos e impuestos en España (y no Repsol, que solamente invierte un 20% y ahora la defienden como española; hay empresas extranjeras que reparten más beneficios al conjunto del país), todo lo que no sea alumbrar un futuro basado en la investigación y no en el trabajo precario, es destruir el futuro del país. A usted y sus secuaces se les llena la boca diciendo que hay que fomentar el emprendedorismo, y en lugar de ello desarrollan un plan basándose en los ideales especulativos de los dirigentes de la CEOE cuyo historial de empresas arruinadas por la especulación de la que ellos salen indemnes mientras el Estado se hace cargo de los parados que dejan es absolutamente bochornosa. Eliminan de todo plan de emprendedores la posibilidad del emprendedor social y generan únicamente una nueva casta de tiburones amparados en una reforma laboral neofeudal.

    Ustedes se olvidan que los países desarrollados como EEUU, Alemania, Francia, etc., invierten entre el 2′6 y el 3′4% del PIB en I+D+I. España no sólo necesita un esfuerzo superior (en torno al 6%) para ponerse a su altura sino que ustedes nos bajan la inversión del 1′3% al 0′9%. Para entendernos, usted que sólo lee sobre deportes, es la diferencia entre inventar un coche, y fabricarlo. Quien lo inventa tiene los beneficios de todos y cada uno de los coches que se venden. Quien lo fabrica sólo de las unidades que salen de su fabrica. ¿Dónde se inventan los coches? En Alemania, por citar un caso. ¿Dónde se fabrican? En España, Polonia o Rumania. Es evidente de quiénes estamos más cerca, pues. Al darle el hachazo que usted le ha dado a la investigación nos condena a ser un país de camareros, portaequipajes, y por supuesto de trabajadores poco o nada cualificados que trabajemos para empresas extranjeras a sueldos miserables mientras tenemos la moneda de los países con mejor calidad de vida. Si seguimos en el euro es para vivir como ellos, no para que ustedes nos hagan vivir como en Botsuana con precios de París.

    Usted nos está suicidando económicamente. Tal vez no sepa quién es Paul Kruggman, pero es Premio Nobel de Economía. Para él es evidente que usted nos miente o no quiere darse cuenta de que no estamos ni siquiera en recesión, sino en fase de depresión, y sus medidas nos hunden cada vez más. Ha aceptado ser el banco de pruebas del FMI, cuyas medidas ya arruinaron a varios países, pregunte si no por Grecia o Italia donde están fracasando estrepitosamente. Usted no le dice a la gente que estamos metidos en una III Guerra Mundial cuyas armas no son de fuego, sino que tienen a forma de experimentos socio-económicos, donde los tanques son agencias de calificación de la deuda, donde los países utilizan a los ciudadanos para intereses ajenos a estos, y donde, al final, la gente está muriendo y sufriendo, como en cualquier guerra. Usted nos dice que es bueno meter a cuarenta alumnos por clase, que es bueno que haya menos profesores, menos médicos, menos atención sanitaria, y a veces pienso que simplemente usted es gilipollas, que no puede ser que actúe con maldad. Y créame, lo sigo pensando. Los malos seguramente son otros, usted no tiene la inteligencia suficiente para darse cuenta de todo eso. Sí la tiene, en cambio, para saber que todo esto puede traer revueltas sociales, agitación en la calle. Por eso va a aprobar una medida por la cual será terrorismo y condena criminal resistirse a la voluntad del Gobierno expresada en sus brazos de coerción, es decir, al policía. Como yo le estoy diciendo esto, seguramente me acusará de terrorismo por incitar a la gente a decirle a usted las verdades a la cara.

    Señor Presidente, usted no quiere decirlo porque la Führer Merkel le amenaza desde el IV Reich que se ha instalado. No es una exageración, oiga, que lo dice hasta el Financial Times que como todo el mundo sabe es muy de izquierdas sin duda. Estamos metidos en mitad de una III Guerra Mundial, vuelvo a repetírselo, y no es una idea únicamente mía, sino de gente de esa que ha estudiado, tiene doctorados, ha dado clase en varias universidades, ha viajado por el mundo, ha leído mucho, mucho, habla varios idiomas, ha vivido diferentes procesos de crisis y recuperación, y a algunos también les gustan los deportes. Pero también ven que ustedes nos metieron una primera fase de Movimientos Financieros que ahogaron nuestra economía y ahora nos meten en una fase de Posiciones para hundirnos en el shock, en el miedo, en la angustia.

    Solo le deseo que si algún día la sociedad se rebela, salimos a la calle, tomamos los poderes públicos, proclamamos una Asamblea Constituyente, convocamos un referéndum sobre la forma de Estado, disolvemos los partidos actuales y los obligamos a refundarse en partidos que atiendan a las ideologías políticas y no a las económicas, establecemos un sistema de elecciones realmente democráticas, nos salimos de la moneda alemana (llamada también euro) y establecemos pactos bilaterales con los países importantes, invertimos en educación e investigación. Si todo eso pasa y empieza con una mecha que la sociedad enciende. Si pasa y asaltamos su palacete en la Moncloa, ojalá usted esté ya camino del exilio en Berlín.

    O lo va a pasar mal. Muy mal.

    “Los recortes se aceptan por una de las fuerzas mas importantes de la humanidad, el miedo.”

  • #2
    Supongo que cuando tenga los años de Sampedro (porque su trayectoria y maestría son difíciles de alcanzar) ponderaré más en fondo que en formas, como hace él.

    Comentario


    • #3
      pues anda que tardaron en eliminar el comentario de la web, hay 404 enorme, hay que joderse

      Comentario


      • #4
        Al primer instante he pensado ¡vaya tocho! Pero me lo he leido de un tiron. Ya me gustará a mi tener esa claridad de mente cuando tenga la edad de JL Sampedro.

        ¿Pero hay alguien que aún crea que vivimos en democracia? La democracia funcionaría si la gente fuera más lista y se informara profundamente antes de votar.

        Comentario


        • #5
          Originalmente publicado por Kagunlou Ver Mensaje
          Al primer instante he pensado ¡vaya tocho! Pero me lo he leido de un tiron. Ya me gustará a mi tener esa claridad de mente cuando tenga la edad de JL Sampedro.

          ¿Pero hay alguien que aún crea que vivimos en democracia? La democracia funcionaría si la gente fuera más lista y se informara profundamente antes de votar.

          Pego un artículo que leí hace unos años en un blog ya desaparecido, en el que se criticaba esta pantomima.

          Contra la Democracia.

          Me van ustedes a defenestrar, lo sé, pero cuanto más le doy vueltas a la política patria -y extranjera, o si no fíjense, por ejemplo, en nuestros primos italianos- más pierdo la fe.

          ¿Es la democracia un buen sistema político? Pues hombre, depende. ¿Ustedes se creen que a Zapatero, Rajoy y demás les interesa realmente el bienestar del pueblo y el progreso del país? Tomen como muestra dos botones: la chorrada descomunal de los cuatrocientos euros de nuestro ínclito presidente del gobierno frisa la estupidez, y más autoproclamándose de izquierdas. Joder, que cojan ese pastizal y aumenten los servicios del Estado, que se supone que van de eso. Y ¿qué me dicen de esa lucha férrea contra el canon de nuestro ilustre jefe de la oposición? Un partido de derechas debería mirar un poco más por la industria musical, ¿no? ¿O realmente alguien se cree que a esta gente le preocupa lo más mínimo lo del libre acceso a la cultura, cuando en teoría lo que tendrían que apoyar es una sociedad meritocrácica en la que la gente tenga que ganarse lo que consume?

          Desgraciadamente esta gente no actúa según el pueblo, sino según las encuestas, que es muy distinto. El objetivo de los partidos políticos a fecha de hoy es ganar las putas elecciones, esa gran encuesta que se hace cada cuatro años y según la cual se reparten unos determinados puestos (por los que cobran poco, no es coña) y unas determinadas cuotas de poder (por las que se forran el riñón lo que no está escrito, he aquí la cuestión). El que saque más votos gana. Y para eso no dudan en caer en el electoralismo más bajo y ramplón, tratándonos a todos como imbéciles. Lo malo es que si algo sobra en España son precisamente imbéciles para seguirles el juego. Y así nos va, claro.

          Miren ustedes: aquí la gente vota por mil motivos excepto por los que importan. Se vota porque uno es de izquierdas o porque es de derechas de toda la vida, se vota para que no gane uno u otro, se vota por los malditos cuatrocientos euros, se vota porque un candidato es más guapo, se vota porque “éste me cae bien”, se vota, en fin, sin tener ni puta idea de lo que se vota. Así que ahí va mi proposición: antes de votar hay que pasar un examen. Cortito, tipo test. Veinte promesas electorales y que el ciudadano las asocie correctamente con el partido que las propone, y el que no acierte por lo menos quince que se vaya a ver el fútbol. ¿Que no es justo, que un hombre un voto? Vamos hombre venga ya. ¿Usted dejaría que su operación a corazón abierto se decidiese por votación popular? A ver, los que crean que hay que suturar aquí que levanten la mano. ¿Bisturí o martillo percutor? Las encuestas dicen que martillo percutor por un 4% de ventaja, mira a ver, Manolo, si les digo que estamos a favor de la religión en los colegios porque si no lo veo chungo. Ah, no, que los católicos son minoría. Entonces estamos en contra.

          Si la idea en el fondo está bien, vamos a ver. Pero la inmensa (y digo inmensa) mayoría de los ciudadanos no está capacitada para tomar decisiones políticas serias, fundamentalmente porque no tienen (tenemos) ni pajolera idea de lo que va la vaina. Lo suyo sería tener un pueblo culto y formado que fuera capaz de valorar seriamente qué tipo de actuaciones serían las óptimas para el país, y eso no es así. En un mundo ideal cachipiruli todos hubiéramos tenido una educación seria, integral y decente, donde además de aprender cosas nos hubieran inculcado la capacidad de pensar y de analizar las cosas en frío, tranquilamente, evaluando las consecuencia de los actos a corto, medio y largo plazo. Pero eso no es así, los gobiernos sucesivos han modificado las leyes educativas (a cual más penosa) de acuerdo a sus propios intereses, echen un ojo a la cosa en Cataluña o Euskadi, o a la Lode, la Lose, la Logse o como demonios se llame el esperpento que haya ahora. Nuestro sistema educativo es una fábrica de seres planos, pan y circo, Aquí hay Tomate (bueno, ahora será otro) y Real Madrid. De seres mangoneables que se rigen por impulsos. Que no está mal, pardiez, los instintos son muy divertidos sobre todo cuando los compartes con una señora de buen ver. Pero a la hora de elegir deberíamos pensar más. Y no sabemos pensar.

          ¿Qué otra solución hay? Pues no lo sé. Me gusta un concepto que apunta Adolf Hitler al inicio de Mein Kampf: que gobiernen técnicos que asuman con su hacienda, su libertad y su vida en casos extremos las decisiones erróneas. ¿Que haces una ley para, digamos, frenar la inflación y acaba subiendo? Bien, pues a la puta calle, te embargamos los bienes y a vivir bajo un puente. Si no sabes torear, etcétera. ¿Organiza usted una guerra en Tajikistán que se demuestra un fracaso desde el punto de vista económico y de vidas perdidas? Guillotina. ¿No me garantiza las pensiones cuando me jubile? A la carcel de por vida. Y así. Ya sabemos, ya, que a Adolfo se le fueron las cosas de las manos y acabó preparando la de Amancio, pero pagó con la vida. Y le salió barato, al hijo de la gran puta.

          ¿A alguien se le ocurre un nuevo sistema político? Porque uno empieza a estar harto de esta estultocracia que nos rige. Y perdonen el lenguaje, pero es que a mi las campañas electorales (habráse visto… campaña electoral, otra gilipollez tal y como se plantea aquí) me ponen de muy mala hostia.

          Comentario


          • #6
            Hola.

            Mi opinión es que Sampedro se contradice en algunas cosas. Dice que deberíamos salir del euro, pero en mi opinión, salir de euro sería peor que continuar en él.

            El problema de verdad está en la corrupción, tanto en ejecutivos/empresarios sin escrúpulos, casas reales, sindicatos y sobretodo en los políticos. Mientras exista la corrupción a gran escala no servirá de mucho las reformas económicas que se realicen. Por eso opino que Sampedro se contradice al afirmar cosas como la salida de euro y tal.

            A saber lo que costaría llenar el depósito de combustible si volviéramos a la peseta... yo creo que bastante más de lo que está ahora.
            A saber lo que costaría llenar el depósito de combustible si no existiera la corrupción... yo creo que bastante menos de la mitad.

            Saludos.
            Comprarymantener

            Comentario


            • #7
              Hola Spike, me gusta ese comentario, me identifico con él.

              Cada vez que hay elecciones me pongo de mala ostia, entre otras cosas.

              Saludos.
              Comprarymantener

              Comentario


              • #8
                Originalmente publicado por kais3r Ver Mensaje
                Copio y pego bajo el contenido de una entrada de este blog:

                http://elcomentario.tv/escandalera/s...os/14/05/2012/

                De jose Luís Sampedro.
                Gracias kais3r por citar la fuente (al parecer, censurada) y por pegar el texto. Me ha dado tiempo a leerlo unos pocos dias despues. De nuevo, gracias.

                P.D. No opino, pues no tengo una opinión formada al respecto. A banda de que comparta o no ciertas cosas que se comentan, creo que no hay que llegar nunca a entrar en la blasfemia ni en el insulto personalizado, por muy "Premio Nacional de las Letras Españolas" que uno sea (supongo que estoy hablando de este José Luis Sampedro, sino que me perdone).

                Este es un ejemplo de troll al que nunca le daría alimento (aunque seguro que leería sus peroratas).

                Saludos,

                SMC
                Leña al mono hasta que se aprenda el catecismo.
                Las prisas nunca fueron buenas consejeras.
                Vísteme despacio, que tengo prisa.
                Los experimentos, con gaseosa.
                Lo que se consigue cuando se adquiere la independencia financiera, es ser dueño de tu propio tiempo

                Comentario


                • #9
                  Este escrito no es de Sampedro cosa detectable a primera vista porque no es tan malhablado. Es de Aarón Reyes Domínguez que lo ha publicado en su blog BARATARIA.

                  http://www.rankia.com/foros/bolsa/te...desahoga-gusto

                  Comentario


                  • #10
                    Pues gracias por la corrección, en el link que me pasaron y que pegue aquí ponía que la autoría era de Sampedro. La verdad es que no es santo de mi devoción, pero me extrañó que se hincara de esta manera.
                    Editado por última vez por kais3r; https://invertirenbolsa.info/foro-inversiones/member/524-kais3r en 22-05-2012, 08:20 PM.

                    Comentario


                    • #11
                      Se pueden tener muchas opiniones en todos los sentidos, pero en el fondo de la taza siempre queda ese residuo negro, amargo, y que sirve de muy poco.....diganse políticos.

                      Saludos.

                      Comentario


                      • #12
                        Otro artículo a tener muy en cuenta, de Francesc de Carreras (Catedrático UAB)

                        http://www.lavanguardia.com/opinion/...indignado.html

                        Hace unos meses, mi amigo Félix Ovejero me recomendó Margin call, que entonces se proyectaba en las pantallas de Barcelona. Pero no alcancé a verla hasta el viernes pasado tras comprar su versión DVD en la Fnac. Hacía años que una película no me había impresionado tanto. Cuenta una descarnada historia sobre quiénes manejan las finanzas mundiales, de los cuales pende, como de un hilo, tal como vemos estos días en España, todo el resto de la actividad económica, es decir, nuestros trabajos y nuestros días.

                        Situado el filme en los inicios de la actual crisis económica, la película trata del descubrimiento de errores de cálculo en las cuentas de un banco de Nueva York (supuestamente el Lehman Brothers) que cuestionan la calificación de riesgo de una parte de sus activos financieros. Súbitamente se dan cuenta de que están en quiebra técnica y, debido al importante volumen de sus fondos, la catástrofe repercutirá en todo el mercado. Algunos confiesan que hace tiempo ya lo habían previsto y advertido sin que nadie les hiciera caso.

                        Una vez conocido el asunto, el consejero delegado del banco no duda un segundo en que la única solución consiste en traspasar inmediatamente los productos tóxicos a sus clientes. Hay que vender a buen precio aquello que no vale nada antes de que se sepa la verdad: la cadena de engaños ha comenzado. Las dudas morales de algunos ejecutivos del banco se resuelven con más o menos rapidez al llegar cada uno a la conclusión de que lo prioritario es defender sus intereses individuales: todos ellos, uno por uno, están atrapados por sus deudas, tren de vida o ambiciones de futuro. El único que no duda es el impasible consejero delegado, quien, fríamente, ve la catástrofe como un episodio más de las inevitables crisis cíclicas de la historia del capitalismo. Desde la planta cincuenta de un rascacielos, las futuras víctimas son contempladas como simples hormigas que serán pisoteadas sin contemplaciones.

                        La película, un thriller financiero, como la calificó Salvador Llopart en este periódico, es la opera prima de J.C. Chandor, director independiente que también es el autor del guión, y ha sido producida por Zachary Quinto, uno de los actores de un excelente reparto. Incompetencia, irresponsabilidad y engaño son los vergonzosos valores que triunfan en el relato. Con miedo, con mucho miedo, quedan los espectadores, las impotentes hormiguitas, al acabar de verla.

                        Al mismo tiempo estoy leyendo el libro de Enric Juliana Modesta España (RBA, Barcelona, 2012), escrito con la brillantez e inteligencia que nos tiene acostumbrados. Es una crónica de los años de Zapatero, vistos en perspectiva histórica y geográfica más una filosofía de fondo que desemboca en una propuesta final. Merece leerse. Pero sólo me detendré en un punto, en una escalofriante anécdota que Juliana extrae del reciente libro del colaborador de La Vanguardia Mariano Guindal El declive de los dioses (Planeta, Barcelona, 2011). Se trata de un fragmento de la conversación sostenida entre Mariano Guindal y Mar Díaz-Varela (como ven todo queda en casa) con Miguel Sebastián, futuro ministro con Zapatero, justo antes de la victoria del PSOE en 2004. No la transcribo íntegra por razones de espacio, pero el lector puede encontrarla en las páginas 62 y 63 del libro de Juliana.

                        Dice Sebastián: "Menos mal que no vamos a ganar porque la que viene sobre España es gorda. (Estamos) peor que mal. Tenemos una burbuja inmobiliaria y es inevitable que estalle, y cuando esto ocurra se lo va a llevar todo por delante incluyendo los bancos (...) estoy totalmente convencido. El Gobierno del PP ha sido un irresponsable. En lugar de frenar la concesión de créditos hipotecarios a través del Banco de España, ha echado más gasolina al fuego con las desgravaciones fiscales. Este ha sido el mayor error de su mandato: no eliminar la desgravación a la vivienda pasándola a los alquileres".

                        Ante su contundencia, los periodistas le preguntan por qué eso que dice no figura en el programa electoral del PSOE. La respuesta es desconcertante: "No es un programa electoral para gobernar sino para que José Luis (Rodríguez Zapatero) obtenga un resultado lo suficientemente bueno para salir reelegido secretario general del PSOE en el próximo congreso. Después ya haremos un programa económico en serio para gobernar". Supongo que estupefactos, los periodistas le formulan la única pregunta lógica: "¿Y si ganáis". "¡Qué horror! -responde Sebastián-. Eso sería muy malo para mí porque (José Luis) trataría de implicarme y no me podría negar... y mucho peor para él. No estamos preparados ninguno de los dos para gobernar este país...".

                        Margin call y las respuestas de Sebastián tienen mucho en común. Por lo visto, algunos conocen previamente las catástrofes, saben sus consecuencias, tienen poder para en su momento remediarlas y no hacen nada, es más, empeoran la situación. Incompetentes, irresponsables y mentirosos. ¿En manos de quiénes estamos? Estos días los indignados han vuelto a sus plazas. Quizás no tienen la solución. Pero razones morales las tienen todas.

                        Comentario


                        • #13
                          Libros de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)
                          A mi me parecería decente y legítimo lo que dice ese señor Sampedro si hubiese escrito una carta similar desde 2004 a 2011 y referida a un señor llamado Zapatero.

                          Si esa carta similar no existe puedo calificar sin miedo a equivocarme que es la carta de un sectario indecente, falso y despreciable.

                          Comentario



                          Trabajando...
                          X