Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí


Busca todo lo que quieras en Invertirenbolsa.info
con este buscador personalizado de Google
:

Búsqueda personalizada


Libro La Economía funcionará cuando TÚ la entiendas de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)

Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí
Busca todo lo que quieras en Invertirenbolsa.info con este buscador personalizado de Google:
Búsqueda personalizada

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

¿Es que hay que pedir perdón por estudiar, trabajar y ganar dinero?

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • ¿Es que hay que pedir perdón por estudiar, trabajar y ganar dinero?


    Consulta aquí qué empresas tienen los inversores en sus carteras en las estadísticas de Invertirenbolsa.info



    Hola a todos.

    Creo que este es el lugar adecuado para ubicar esta noticia en el foro, así que ahí va.

    Yo personalmente me siento identificado en muchas de las cosas que comenta esta persona.

    http://www.eleconomista.es/firmas/no...dicos-sos.html

    Menos mal que soy economista, porque si fuera médico o tuviera algún familiar dedicado a la medicina pensaría que algo muy malo he tenido que hacer en otra vida y me pasaría el día pidiendo perdón.
    Pensaría que tendría que entonar el mea culpa por haberme matado a estudiar, por haberlo hecho en una universidad pública masificada y por no caer en la tentación del botellón semanal o en la de las becas orgasmus. Rogaría que se me disculpara por trabajar mientras estudiaba, y seguro que igual entonces sería capaz de entender que, por procurarme un sueldo, no haya sido nunca merecedor de subvenciones ni becas. Además, probablemente eso me permitiera comprender por qué hoy en día los médicos son solo etiquetados como funcionarios en época de recortes salariales.
    Pediría disculpas por no haberme endeudado por encima de mis posibilidades, por haber sido un pichón y haber invertido gran parte de mi juventud en aprender todo lo posible en mis años de médico residente en lugar de dedicar mi tiempo a buscar pisos de protección oficial, o directamente haberme apuntado a la burbuja inmobiliaria cuando daban hipotecas baratas.
    Gracias a eso seguro que ahora vería lógico que el fisco ofrezca deducciones a la compra de vivienda y castigue el rendimiento de mi ahorro no invertido en casas sobrevaloradas. Y, además, si fuera a pedir una hipoteca mañana, aceptaría con normalidad que el banco me dijera que pague cuatro veces más que los que no hicieron lo que yo.
    Rogaría también que se me exculpara por trabajar hoy día al máximo, aceptando hacer 15 guardias mensuales, aguantando jornadas de 24 horas seguidas y con dos operaciones de seis horas entre medias si fuera cirujano. Pediría perdón por desarrollar mi profesión siempre en una entidad pública y por tratar de aspirar a ganar, en el mejor de los casos, 100.000 euros a través de una nómina en vez de montar una consulta privada y que facture una sociedad en la que, por supuesto, mi coche sería gasto deducible porque lo necesito para ir a ver a los enfermos.
    Y si, después de una dedicación brutal y de mucho sacrificio, consiguiera finalmente un sueldo de seis dígitos, entendería que la sociedad de hoy me pidiera que medio me avergüence de ello, que me etiqueten de rico y por ello sea frito vía IRPF (aunque el dinero lo dedicase mayoritariamente a que mis hijos tengan la mejor educación posible y todos sepamos que los verdaderos ricos tienen nóminas realmente bajas).
    A lo mejor si fuera galeno entendería por qué cuando no nos salen los números del país los más castigados son los que se han portado bien desde pequeños. Es triste que hoy en día lo único que te miran de la nómina sea el número final, sin valorar las horas de trabajo y la calidad que hay detrás del dígito. No se trata de buscar culpables, pero sí que es útil que todos reflexionemos sobre la meritocracia y la cultura del esfuerzo en estos tiempos de recortes generalizados a los rendimientos del trabajo asalariado.
    Como nos aficionemos a las metonimias y sigamos confundiendo el todo con la parte conseguiremos que buenos profesionales, como los médicos españoles, terminen dedicando su tiempo a pensar en cómo defenderse de los palos que reciben por tener un sueldo o empiecen a plantearse si tiene sentido irse a otro país a ejercer su profesión.
    Afortunadamente, en mitad de la tormenta demagógica que padecemos actualmente a la hora de definir las prioridades, hay esperanza. De vez en cuando surge un político que es capaz de aislarse del ruido, preguntar a los que saben y hacer prevalecer el sentido común, que apunta a que, cuando alguien es diagnosticado de cáncer, es verdaderamente prioritario que sea operado en menos de treinta días. Citar su nombre sería redundante en este artículo y politizaría un texto que no distingue de colores. Pero sí quiero terminarlo expresándole mi más sincero agradecimiento por su iniciativa, que dignifica la política con mayúsculas, y a los médicos que dedican toda su jornada a trabajar en hospitales públicos por su infinita paciencia y generosidad.
    Debemos respetar que un profesional, aunque sea un médico cascarrabias y brusco en el trato, pueda tener la posibilidad de llegar a ganar 100.000 euros brutos (de los cuales solo le llegan 50.000 al bolsillo tras cumplir con Hacienda y tras décadas de dedicación plena cobrando la mitad de la mitad) sin que la sociedad le insinúe fiscalmente que pida perdón.
    Juan Ramón Caridad, director general de Swiss & Global España.

  • #2
    Libros de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)
    Hola Malagabolsa,

    Esta persona hace una buena descripción del Estado del "Bienestar", que básicamente consiste en castigar al que hace las cosas bien y premiar al que las hace mal, todo ello mientras los políticos saquean al conjunto de la población. El Estado del "Bienestar" es uno de los mayores engaños que ha habido nunca. No beneficia ni a los que creen que se benefician de él, salvo la casta política, claro.

    Un saludo.


    Gestionar dinero es algo que absolutamente todo el mundo, sin excepción, va a tener que hacer a lo largo de su vida. No solamente es imposible vivir sin gestionar dinero, sino que la forma en que se gestione es una de las cosas que más determinan la vida de una persona, para bien o para mal, en todos los sentidos. Libros publicados:

    "Conoce la Bolsa y deja de tenerle miedo (Todo el mundo puede aprender a invertir en Bolsa)" (Nota: Este libro es la "Guía para principiantes")
    "Educación financiera partiendo de cero (Aprenda a gestionar su dinero para transformar su vida)"
    "Cómo invertir en Bolsa a largo plazo partiendo de cero (Consiga la jubilación que se merece)"
    "Más cosas sobre la Bolsa (Aprende más para invertir mejor)"
    "Análisis técnico y velas japonesas para inversores de medio y largo plazo partiendo de cero (Es mucho más fácil de lo que crees)"
    "Opciones y futuros partiendo de cero (También es mucho más fácil de lo que crees)"
    "Pensiones públicas: La esclavitud de nuestra época (Así empobrecen a la población para controlarla y manipularla)"
    "¡Haz que el dinero sea tu amigo! (Te acompañará toda la vida)"
    Novela: "Proyecto Sal (¿Podrás cambiar el Mundo?)"
    "La Economía funcionará cuando TÚ la entiendas (Se trata de TU vida, de verdad)"
    "Novela: Tú a la UCO y yo a la UDEF (Firmes ante el Poder)"


    Gregorio Hernández Jiménez en Facebook
    Gregorio Hernández Jiménez en Instagram
    Gregorio Hernández Jiménez en Youtube

    Bájate aquí la aplicación Android de Invertirenbolsa.info

    Bájate aquí la aplicación Apple de Invertirenbolsa.info

    Comentario



    Trabajando...
    X